Noticias

Patricio Moraga Vallejos: “La escritura te salva y te condena”


Helena Ediciones suma otro libro de cuentos a publicaciones de 2021.

“Desataduras en el costado del mundo” es el primer libro en solitario del periodista Patricio Moraga Vallejos, un autor que aborda a través del cuento realidades enmudecidas, ocultas de la sociedad por injustas, vergonzosas e insanas, pero también nos comparte narraciones envalentonadas y cotidianas que rozan el mito urbano, así como otras crudamente históricas.

Relatos que bien podrían haberle sucedido al autor o de las cuales pudo haber sido confidente, la verdad, no importa el origen de su inspiración, ya que, sus cuentos se centran en la naturaleza humana, circunscritas en lo local, en el territorio maulino.

Moraga Vallejos, nació en Talca, en 1970, está casado con Lissete Ramírez Ávila, y es padre de Catalina, María Fernanda y Martina. Es periodista con un Magíster en Comunicación Estratégica, Marketing y Negocios de la Universidad del Desarrollo. Fue jefe de informaciones del diario El Centro (1996 – 2007), jefe comunicaciones de Arauco Región del Maule (2007 a la fecha), y trabajó como corresponsal de otros medios de cobertura local y nacional.

Helena Ediciones le ayudó a concretar su primer libro, sin embargo, esta no es su primera incursión en el mundo literario, ya que fue cocreador y coeditor del suplemento literario “Letras Maulinas” (2007) y “Letras Maulinas II” (2009), que circularon con el diario El Centro, que fuera de distribución regional. Y, además, fue coautor de los libros “Historias de Vilches” (2011) e “Historias de Maule” (2012), propuestas de rescate patrimonial, junto al periodista Manuel Herrera Díaz.

Un manuscrito que ha reunido más de setenta textos desde 1990, algunos de los cuales han tenido reconocimientos en concursos literarios y que hoy, reunidos, dan vida a un libro que invita a las y los lectores a reflexionar sobre el quehacer humano; sobretodo, en un período crítico para la Humanidad, que ha dejado en evidencia —más que nunca— que requerimos de un cambio moral y ético para que las realidades agrestes y tormentos existenciales dejen libres a las personas, y sean sólo cuentos en libros como en “Desataduras en el costado del mundo”.

Más del autor y su obra a continuación.

¿Cómo periodista en qué área te especializaste y cómo llegas desde los medios de comunicación a la creación literaria?
Cuando uno ejerce el periodismo en provincia, ya sea en un medio local y/o como corresponsal de un medio nacional, lo cierto es que se abarcan distintos frentes, como Gobierno, Tribunales, Policía, entre otros, además de la nota del día a día. Obviamente en la medida que uno va desarrollando el trabajo en determinado sector, va profundizando sus conocimientos, conociendo fuentes y adquiriendo experiencia. Y es así como trabajé durante más 13 años en medios de comunicación abarcando distintos sectores, para luego entrar al mundo amplio de las comunicaciones corporativas de una empresa.

Ahora bien, el paso a la creación literaria no es lógico ni forzado, sino que simplemente sucedió. Es un interés que empezó en los años de juventud y se ha ido fortaleciendo con el tiempo. Son caminos paralelos, no excluyentes.

¿Qué prefieres como método de expresión la crónica periodística o el cuento? ¿por qué?
Mi interés es genuino tanto por la crónica periodística como también por la literatura, en este caso por el género cuento. Son campos de narración diferentes, pero que, al mismo tiempo, comparten algunos elementos en común de la buena escritura. Además, en ambos se cuentan historias que no mueren en 24 horas y eso es muy valioso.

¿Cuáles fueron los principales motivos que te impidieron concluir antes “Desataduras en el costado del mundo”?
“Desataduras en el costado del mundo” reúne textos escritos de una primera etapa de creación y que, al momento de su publicación, actualicé incorporando cuatro cuentos correspondientes a una etapa posterior y que no estaban en el manuscrito original. Son escritos bastante diversos y durante los años de “no publicación”, participé con algunos en concursos literarios. Lo cierto, es que sólo faltaba tomar la decisión de hacerlo y cerrar así un primer ciclo de escritura. Y es lo que ha sucedido ahora. La edición y publicación de “Desataduras” no es prematura ni tardía, simplemente es en este momento en el que siento que era necesario cerrar esta primera etapa.

¿Podrías describir a qué te refieres con “latitudes provincianas”, desde donde se desarrollan tus historias?
Recogiendo el significado de latitud -distancia entre un punto determinado y el centro, la línea ecuatorial-, “Desataduras en el costado del mundo” es un libro de cuentos, relatos y otros textos, escritos desde esa lejanía. Su nacimiento es desde provincia, escrito por alguien de provincia y con una editorial también local, distante del centro, distante de la Gran Capital. La narración es local, con historias de acá, con personajes comunes y vulnerables, lejos del poder, lejos de la elite, lejos del centro, y que enfrentan los desafíos del día a día, como cada uno de nosotros, en el costado del mundo.

Las historias que escribes en este libro, ¿están basados en hechos reales? Si es así, ¿te inspiraste en trabajos periodísticos?
Son más de 70 textos en “Desataduras en el costado del mundo”, con historias de ficción, otras inspiradas en hechos reales, algunas de origen bastante personal, pero que, al ser narradas, pierden esa intimidad y son absolutamente compartibles y quizás hasta identificables.

Si tu libro fuera una persona y tuvieras que hacerle una sola pregunta como periodista, ¿cuál sería?
No se si como periodista, pero le diría: “Bien, lo hiciste. ¿y ahora qué?”.

¿Qué es lo que quisiste comunicar con la obra y a qué público?
Cuando escribo, no lo hago pensando largamente en quien me va a leer, lo hago porque siento la necesidad de escribir, el deseo genuino de escribir, de expresarme, de pararme en el mundo y narrar, de contar historias sobre el derrotero del ser humano, golpeado desde el interior y otras veces sacudido por su entorno, y donde están los rostros antagonistas de la vida y la muerte y todos los elementos que estos encierran. Tal como se dice, la escritura te salva y te condena. Al publicar, el texto ya deja de ser solo tuyo, ahora ya es compartido con los lectores y me parece que ahí termina ese camino, siendo un propósito en si mismo. “Desataduras en el costado del mundo” está abierto a ser leído por quien quiera hacerlo, especialmente por el público joven y adulto.

¿Con éste, tu primer libro, perfilas a futuro una migración del periodismo hacia la literatura?
En rigor, no es mi primer libro. Hace algunos años publicamos con Manuel Herrera dos textos de relatos locales: Historias de Vilches e Historias de Maule. Ahora bien, sí es el primer libro de autoría personal, pero en ningún caso sería tajante en cuanto a la migración del periodismo hacia la literatura. Me interesa el Periodismo, especialmente la crónica de no ficción, me interesa la Comunicación como un todo, me interesa la Literatura, preferentemente el género cuento. Como dije antes, no son mundos excluyentes.

Finalmente, te queremos invitar a compartir unas palabras con futuros lectores.
Quiero valorar y agradecer a quienes ya tienen en sus manos un ejemplar de “Desataduras en el costado del mundo” e invitar a otros a que lo hagan. Solo espero que su lectura les provoque, que su lectura despierte emociones, ya sea alegría, tristeza, agrado, rechazo, etc. Creo que este libro puede provocar emociones y evocar recuerdos en los lectores. Lo peor que puede suceder con un libro es que a los lectores no les pase nada con él.

Por
Romy Bernal Díaz

Periodista
Helena Ediciones

¿Te gustó esto? ¡Compártelo!

0 comments on “Patricio Moraga Vallejos: “La escritura te salva y te condena”


Leave Comment